Extracción de hachís en casa

Iniciamos la sección de extracciones con una entrada introductoria para así aclarar los términos a tener en cuenta a la hora de hablar de extracción de hachís.

En el mundo del autocultivo de marihuana, son muchos los que están deseando que llegue el momento de cosechar sus plantas. Es en este momento donde el cultivador puede proceder a realizar la extracción de todos esos restos y desechos generados durante el corte.b7b6750261257c93198a1fe2d5c448dc_534x326

La extracción de hachís casero se refiere al hecho de separar los tricomas del material vegetal. Estos tricomas conforman una muestra de altísima calidad y potencia difícilmente alcanzable mediante el consumo normal del cannabis.

La ventaja de las extracciones es que al deshacernos del material vegetal, éstas suelen ocupar mucho menos. Esto hace que sea mucho más fácil su transporte o almacenaje. Las muestras obtenidas son ideales para quienes disfrutan del aroma y sabores de la marihuana.

En la actualidad, existen diferentes tipos de extracción. Las diferentes metodologías se diferencian por el material utilizado y proceso seguido para obtener el producto final, es decir, la muestra extraída.

A continuación aclaramos cuales son estas técnicas de extracción y el resultado que obtendremos al usarlas:

*BHO

Esta técnica consiste en hacer pasar por un tubo de borosilicato o aluminio el gas butano. Previamente hemos introducido en dicho tubo los restos y desechos de marihuana.

Extracción de hachís o BHOEl tubo presenta un agujero en uno de los extremos y otro para la válvula de entrada del gas.

Cuando el gas frió pasa por el tubo hace que los tricomas se despeguen del material vegetal. Por el extremo inferior saldrá el líquido resultante, en este caso, formado por las glándulas aprovechables de la marihuana y el gas.

¿Y  ahora qué? ¿No voy a fumar gas?

Tranquilo, pues el paso siguiente consiste en purgar la muestra obtenida y eliminar toda partícula de gas. Este proceso se hace recogiendo la muestra en una bandeja de Pyrex y colocándola sobre una olla con agua.

El agua debe estar entre 60 y 80 grados, haciendo así que el gas butano se evapore.

Consejos:

  • La temperatura del agua es importante que no supere los 80 grados, pues perderíamos el aroma del BHO.
  • Realiza el proceso de extracción BHO en un lugar ventilado, recuerda que estás trabajando con gas inflamable.

*BudderBudder o extracción de hachís a partir de BHO

Si aún quieres ir un poco más lejos y conseguir una muestra de mayor calidad aún que la del BHO, puedes emulsionar y sobre purgar la muestra obtenida.

Esto hace que el peso del BHO disminuya un poco pero, sin embargo, el sabor se verá sustancialmente aumentado.

Esta es una práctica actualmente en auge y cada vez más utilizado por especialistas de la extracción, pues la calidad de la muestra mejora considerablemente.

*Extracción de hachís al agua

Extracción de hachís en aguaEsta técnica de extracción de hachís  utiliza unas mallas de diferentes micras y agua fría (entre 0 y 4 grados).

Precisamente es el agua fría la que se encarga de hacer que los tricomas se desprendan del material vegetal.

Consiste en un introducir los desechos de marihuana en las mallas y remover durante 15min. en un cubo de agua bien fría. Tras un rato, el agua pasará a adquirir una tonalidad más oscura, signo de que los tricomas ya se encuentran en ella.

Ahora solo queda ir vaciando el agua de cada una de las mallas de diferentes micras para acabar obteniendo el tan preciado hachís.
Pero, la muestra esta empapada ¿Y ahora qué?

Trocea y separa bien la muestra sobre cartones y deja reposar durante un mínimo de 15 días en una zona totalmente oscura. Una vez seco, puedes tratar la muestra para darle la forma que desees (bellota, bola…)

*Extracción de hachís en seco

Este método es el más simple y con el que menos utensilios necesitas. Consiste en una técnica de extracción basada en la acción mecánica, es decir, el golpeo repetido de los desechos entre sí.extracción de hachís en seco

Normalmente se utilizan una especie de tubos con una tapa en la parte inferior y una tapa e la parte superior donde se colocan los restos. Entre tapa y tapa lo único que los separa es una maya.

La maya está especialmente diseñada para que solo el polen pase, quedando en la tapa inferior la muestra de hachís.

Mueves y mueves sin parar el tubo para hacer que el polen se desprenda y quede depositado en la parte inferior.

No necesitas ni productos añadidos ni sustancias extra, pues solo tu y tu brazo sois necesarios para este tipo de extracción.

Concluiré este articulo diciendo que el que no aprovecha los desechos tras la cosecha es porque no quiere, pues bien fácil es. No supone un coste elevado y el producto resultante es de calidad suprema.

¿A qué esperas? Elige tu método de extracción de hachís y empieza a realizar tus propias extracciones. Experimenta con uno y con otro hasta dar con la técnica que se te de mejor.