Maceta Reforzada Inundacion 23x23x28cm 11L

Maceta Reforzada Inundacion 23x23x28cm 11L

2.15

La Maceta cuadrada reforzada es un recipiente de gran firmeza y resistencia, cuyo diseño nos permite poder cultivar en una gran área sin dejar espacios para el paso, ya que se puede caminar por sus cantos o incluso apilarlas. Además es ideal para el cultivo de cepas autoflorecientes.

Envío gratis  en órdenes mayores a €49

  • 30 días de reembolso
  • Envíos discretos
Pago seguro 

La Maceta cuadrada reforzada está pensada para darle a tus plantas el mejor entorno radicular, ya que está levantada del suelo por si misma para una buena aireación, tiene agujeros laterales para que drene bien y además gracias a su particular firmeza y bordes anchos es perfecta para poder ocupar todo el suelo de una habitación con ellas y caminar por sus mismos bordes sin riesgo de rotura. Este tipo de maceta se suele utilizar sobre todo por cultivadores holandeses que riegan mediante inundación.

Maceta cuadrada reforzada para plantas autoflorecientes y madres

Principales usos de la Maceta cuadrada reforzada

Es una maceta que se caracteriza por ser ancha y chata, lo que favorece el desarrollo de plantas más voluminosas y ramificadas, por ello es ideal para las variedades autoflorecientes. En este sentido es ideal para su uso tanto en interior como en exterior y para obtener el mejor aprovechamiento, es recomendable el uso de arlita en el fondo para que la evotranspiración sea mucho mayor, permitiendo de esta forma regar más veces y por lo tanto abonar más veces. Esto se traduce en plantas mejor desarrolladas y en producciones mucho más suculentas.

Dada la forma que tiene esta maceta, también es ideal para el cultivo y mantenimiento de plantas madre y para su uso en el cultivo de exterior, donde las variedades cultivadas y las madres mantenidas, se pueden desarrollar a lo ancho y a lo alto, permitiendo una mejor manipulación de su estructura y una mayor resistencia frente al mal tiempo.

Cómo cultivar con la Maceta cuadrada reforzada

En esta caso y dadas las características con la que ha sido diseñada este tipo de maceta, lo ideal es ocupar toda la superficie de cultivo sin dejar ni un centímetro de separación entre maceta y maceta, con la intención de que queden todas completamente juntas. Esto se hace por varios motivos; el primero como hemos comentado antes, es por la posibilidad de poder acceder a cualquier parte de la sala caminando por encima de sus bordes, los cuales al juntarse hacen un perfil de 4 cm. El segundo es para realizar riegos por inundación, lo cual agiliza mucho está labor, aunque se debe tener bastante práctica con este método, ya que si se realiza de forma errónea es posible tener problemas por un exceso de agua en el medio de cultivo, provocados por la aparición de hongos.

Medidas de la maceta cuadrada reforzada:

  • Maceta reforzada de 11 L: 24x24x27 cm
  • Maceta reforzada de 18 L: 30x30x30 cm
  • Maceta reforzada de 25 L: 33x33x35 cm